Contador de visitas

martes, 7 de febrero de 2017

Destruir desde drones a misiles de crucero: EE.UU. probará un láser de combate de 150 kW de potencia.

Destruir desde drones a misiles de crucero: EE.UU. probará un láser de combate de 150 kW de potencia

La Marina de Guerra de EE.UU. tiene previsto probar el próximo año un láser de combate de 150 kilovatios (kW) de potencia. El nuevo arma tendrá una potencia cinco veces mayor que el artefacto probado en 2014 en el golfo Pérsico con el que solo pudieron incendiar una pequeña lancha. La ventaja de desarrollar este tipo de armas es que podrían permitir, con disparos con un costo de apenas unos dólares, destruir no solo pequeños drones o lanchas, sino objetivos más importantes como grandes aeronaves, misiles de crucero e incluso buques.

"Nuestras capacidades van a crecer sustancialmente con los láseres," señaló el contralmirante Ronald Boxall, director de la División de Combate en Superficie de la Marina, en el simposio nacional anual de la Asociación Naval celebrado a principios de enero, informa la revista 'The National Interest'. Según Boxall, la Armada estadounidense planea disparar un arma 150 kW de potencia desde un buque en los próximos meses: "En el plazo de un año lo tendremos en portaaviones o destructor, o en ambos tipos de naves", aseguró. De hacerse realidad, supondría un importante avance después de que en 2014 fuera probado el láser AN/SEQ-3 (XN-1), instalado en el buque anfibio USS Ponce.

El principal reto del proyecto
Para materializar un proyecto así, lo más complicado es encontrar un buque que sea capaz acumular y producir energía suficiente para los disparos de los cañones láser. El problema es que la tan prometedora arma es una gran 'glotona' y consume gran cantidad de electricidad. Con tan solo un par de disparos, son capaces de acabar completamente con la energía de muchas naves, privándolas de la capacidad de navegar. "La Marina buscará buques que proporcionen tres veces esa cantidad de energía", anunció Donald Klick, director de desarrollo comercial de la compañía DRS Power & Control Technologies, encargada de fabricar acumuladores de energía para los cañones. "Para generar energía de 150 kW, consumen 450 kW," explicó.
De momento, la única nave con suficiente energía [además de los portaaviones de propulsión nuclear] es el nuevo 'super-destructor' Zumwalt. El sistema de energía integrado en este buque es capaz de generar hasta 78 megavatios de electricidad, lo que le permite usar sistemas láser y armas electromagnéticas a la vez. Los demás buques de guerra necesitarían de una especie de enorme batería que se debería recargar regularmente para mantener la necesaria cadencia de fuego en combate. "Ya hemos obtenido [acumuladores de energía] suficientes para efectuar más de 100 disparos antes de recargar," dijo Klick, señalando que incluso existe la posiblidad de realizar recargas continuas. El contratista principal para este proyecto de cañón láser es el gigante armamentístico estadounidense Northrop Grumman. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                             

Armas atómicas y antimisiles: la tecnología de las dos Coreas que teme Occidente.


Corea del Norte tiene armas atómicas, como ha demostrado ya llevando a cabo cinco pruebas nucleares en su territorio. Incluso podría disponer de la tecnología de miniaturización que le permitiría instalar las cabezas atómicas en misiles balísticos, que el país trabaja desesperadamente para conseguir perfeccionar. Corea del Sur, y su aliado Estados Unidos, temen esta nueva capacidad y sobre todo la capacidad de presión que le daría al peculiar régimen norcoreano disponer de misiles balísticos capaces de amenazar ciudades en la península de Corea, bases en el Pacífico o incluso (si consiguen un verdadero ICBM) el territorio estadounidense. Para contener ese peligro, el anterior gobierno de Corea del Sur y Estados Unidos llegaron a un acuerdo para complementar el actual escudo antimisiles desplegado en el país con un nuevo componente: una batería del sistema antimisiles balísticos de gran altura THAAD. 

Rusia y China, por su parte, temen este despliegue por su posible efecto sobre su propia disuasión nuclear. En la península coreana se está disputando una carrera entre las ambiciones misilísticas del norte y el potencial antimisil en el sur, con potenciales consecuencias mundiales. Un juego muy peligroso. El reclusivo régimen norcoreano lleva décadas embarcada en un ambicioso proyecto para obtener armas nucleares que le permitan ganar cierta seguridad de no ser atacada por quien considera su segundo principal enemigo (tras Corea del Sur): Estados Unidos. A pesar de una situación económica y tecnológica precaria el país bajo la dinastía Kim ha conseguido suficiente material fisible como para realizar 5 pruebas nucleares, la primera en octubre de 2006 (probablemente un fizzle, o fiasco) y la última hasta el momento el 9 de septiembre de 2016.  

Misil Hwasong-5

Las fuentes oficiales norcoreanas afirman que las prueba del 6 de enero de 2016 era un arma termonuclear o de hidrógeno (cosa que disputan los expertos occidentales) y que la última era una cabeza nuclear miniaturizada capaz de ser montada en la ojiva de un misil. De ser cierto Corea del Norte dispondría de la capacidad de lanzar un arma nuclear de unos 15 a 30 kilotones (una a dos veces el arma de Hiroshima) por medio de un misil balístico. El país ha trabajado durante estos años en desarrollar misiles balísticos que le proporcionen una capacidad de disuasión real, con un éxito moderado. Su programa de misiles se basa principalmente en la venerable tecnología del Scud soviético de la Guerra Fría, basado a su vez en las V2 alemanas de la Segunda Guerra Mundial, y por tanto una buena parte de sus cohetes comparten características que los hacen poco fiables, peligrosos y vulnerables a un posible ataque preventivo. Se trata de armas de combustible líquido, en concreto un derivado de la hidrazina llamado UDMH más ácido nítrico en las versiones posteriores al Scud-A.
Si los datos que ofrece son ciertos, Corea del Norte podría lanzar un arma nuclear de unos 15 a 30 kilotones por medio de un misil balístico
Debido a la inestabilidad, toxicidad y capacidad explosiva y corrosiva de los carburantes, los misiles derivados de la familia Scud no pueden transportarse cargados de combustible, deben ser reabastecidos justo antes del lanzamiento y no pueden permanecer mucho tiempo en este estado. 

Esto conlleva horas de preparación y les hace vulnerables a ser atacados antes de poder disparar, aumentando además el riesgo de accidentes y fallos. Corea del Norte lleva desde finales de los años 70 trabajando a partir de modelos Scud-B adquiridos a Egipto. Los primeros misiles norcoreanos eran copias exactas del Scud-B o leves mejoras de su diseño (Hwasong-5) con alcance ligeramente aumentado a unos 350 km y una carga útil de 985 kg; la siguiente versión (Hwasong-6) salió a principios de los años 90 y ampliaba el alcance a 500 km a cambio de reducir la carga útil a 770 kg. Ambos modelos fueron exportados a países como Irán, Siria, Libia y Yemen. Hacia 1994 apareció el Hwasong 7 que nuevamente sacrificaba carga útil (450-500 kg) para llegar más lejos (700-800 km).
Financiados por Irán
Simultáneamente se diseñó y construyó una versión de aún mayor capacidad llamada Rodong-1, financiada por Irán (donde se fabrica como Shabab-3) y con ayuda rusa, ucraniana y austriaca. 

Tiene un mayor diámetro y es capaz de alcanzar entre 1.000 y 1.500 km con una carga de una tonelada. Corea del Norte también dispone de versiones propias del misil de corto alcance soviético OTR-21 Tochka bajo el nombre KN-02 Toksa, con un alcance de unos 150 km y capaz de transportar una carga de entre 250 y 480 kg. A diferencia del resto el Toksa es un misil de combustible sólido, más preciso, mucho más estable y sin necesidad de preparación antes del lanzamiento. La tecnología de fabricación, sin embargo, es mucho más compleja. A pesar de mejoras y modernizaciones introducidas en los sistemas de guía se considera que los Hwasong y Rodong son menos precisos que los Scud-B originales; se estima que el Hwasong 7 tiene un CEP (error circular probable) de más de 3 kilómetros y entre 2 y 4 el Rodong-1. Aunque la posibilidad de que lleve una cabeza nuclear hace menos importante la escasa precisión: el Hwasong 7 cubre toda la península coreana y algunas regiones de Japón y el Rodong-1 la totalidad de las islas niponas.


Corea del Norte dispone de su propia versión de los misiles OTR-21 rusos, como los de la imagen.
Corea del Norte dispone de su propia versión de los misiles OTR-21 rusos, como los de la imagen

Este último ha sido probado en varias ocasiones con un perfil de vuelo más vertical de lo habitual que reduce su alcance pero al mismo tiempo dificulta el que sea interceptado en la reeentrada por sistemas antimisil como el Patriot: esta característica resultó fundamental para justificar la necesidad de desplegar una batería del antimisil de largo alcance estadounidense THAAD en Corea del Sur. Tras el colapso de la Unión Soviética Corea del Norte contrató a un gabinete ruso de diseño de misiles balísticos para desarrollar una variante del misil soviético R-27 Zyb, diseñado para su uso en submarinos durante la Guerra Fría. El nuevo misil se conoce como Hwasong-10 o Musudan, tiene una única etapa, utiliza un combustible hipergólico que le permite mantenerse en estado de alerta durante días o semanas una vez abastecido y tiene un alcance de entre 2.000 y 4.000 km que le permitirían amenazar bases estadounidenses como Guam.
El Hwasong-10, o Musudan, tiene un alcance de entre 2.000 y 4.000 kilómetros que le permitirían amenazar bases estadounidenses como Guam
Igual que sus antecesores el Musudan necesita de varias horas de preparaciones, y en varias pruebas realizadas los años 2015 y 2016 resultaron fallidas, aunque otras sí tuvieron éxito; varios de estos tests fueron controlados por un poderoso radar estadounidense llevado a Corea especialmente para ello. Además de esta serie de misiles de una etapa, Corea del Norte ha desarrollado varios modelos de varias etapas con la intención de obtener un verdadero alcance intercontinental que le permita amenazar el territorio continental estadounidense. Primero apareció el demostrador tecnológico y posteriormente misil de alcance intermedio Taepodong-1, con dos etapas de combustible líquido (UDMH y ácido nítrico); la primera esencialmente un Rodong y la segunda un derivado del mismo.

El Taepodong-2 es el primer 'verdadero' ICBM de Corea del Norte.
El Taepodong-2 es el primer 'verdadero' ICBM de Corea del Norte

A partir de este modelo se crearon lanzadores orbitales como el Paektusan, añadiendo una tercera etapa de combustible sólido, y el primer verdadero ICBM, bautizado Taepodong-2. Este último es más grande; su primera etapa consiste en cuatro motores de los que usa el Rodong. Este misil ha aparecido en versiones de dos y tres etapas y sirve de base a la familia de lanzadores orbitales Uhna; su alcance teórico está entre 4.000 y 6.000 km, lo que le permitiría amenazar partes de Alaska, la India y casi el norte de Australia. Los especialistas occidentales sin embargo estiman que no ha sido desplegado como ICBM; el modelo ha sufrido varios fracasos como misil y como lanzador, aunque ha conseguido poner en órbita al menos dos satélites. De modo que Corea del Norte cuenta con quizá miles de misiles balísticos capaces de atacar Corea del Sur, centenares capaces de alcanzar zonas de Japón (ambos países cuentan con bases de Estados Unidos en su territorio) y tal vez unas decenas con la capacidad potencial de alcanzar otras bases estadounidenses más remotas, como las de Guam, o incluso territorio nacional como Alaska. 

Por ello las fuerzas armadas estadounidenses han colaborado con las surcoreanas en el despliegue de diferentes sistemas antimisiles para proteger, sobre todo, Corea del Sur de posibles ataques con misiles balísticos. Los sistemas desplegados hasta ahora son dos de los componentes del escudo estadounidense: las baterías Patriot y el sistema Aegis de medio alcance. El Patriot en su versión PAC (Patriot Advanced Capabilities, capacidades avanzadas) es un sistema de misiles antiaéreos de largo alcance con capacidad contra ojivas de misiles balísticos en la fase terminal, o de reentrada. Una batería está compuesta por 6 vehículos lanzadores con 4 misiles cada uno (16 en la versión PAC-3) y una estación de control; de la guía se encarga un radar AN/MPQ-65 (en la PAC-3). 

Una vez desplegado cada lanzador sólo necesita tres soldados para mantener la alerta. A diferencia de los misiles anteriores, los PAC-3 no tienen carga explosiva, sino que impactan con los objetivos destruyéndolos por la colisión utilizando su gran maniobrabilidad y su buscador radárico activo. El modo de trabajo habitual es lanzar 2 misiles a cada ojiva detectada; el segundo localiza y destruye cualquier fragmento que hubiese podido quedar del primer impacto y aumenta las probabilidades de interceptación. En modo antimisil balístico el sistema PAC-3 tiene un alcance de 20 km y una altura máxima de 24 km. Corea del Sur cuenta con baterías de la versión Patriot PAC-2, con menos misiles por lanzador, un alcance de hasta 120 km y limitadas capacidades antibalísticas que tiene previsto reemplazar por PAC-3 en 2022. Pero además las baterías PAC-3 desplegadas por Estados Unidos en Japón pueden desplazarse a Corea en situaciones de crisis, como ya ha sido demostrado en maniobras.
Defensa desde el mar
Los destructores coreanos de la clase Sejong también contarán con el sistema Aegis.
Los destructores coreanos de la clase Sejong también contarán con el sistema Aegis

Además el país está protegido desde el Mar Amarillo y el Mar de Japón por el componente marítimo de la defensa antibalística estadounidense por medio del sistema Aegis, montado en buques estadounidenses de patrulla en esas zonas y que Corea del Sur ha adquirido para instalarlo en sus propios destructores. El sistema de combate Aegis utiliza el radar AN1-SPY montado en los destructores clase Arleigh Burke y los cruceros clase Ticonderoga en combinación con la versión RIM-161 del misil Standard-3 para proporcionar una de las capacidades antimisil balístico (y antisatélite) de mayor calidad en Occidente.

Actualmente en servicio tan sólo en las marinas de Estados Unidos y Japón, Corea del Sur ha firmado un contrato para mejorar los sistemas de sus 3 destructores de la clase Sejong el Grande, que cuentan con sistemas Aegis de grado inferior. Japón también ha ampliado en dos buques más los 4 que ya tiene equipados con la combinación Aegis/SM-3. Los misiles SM-3 tienen un alcance de entre 700 y 2.500 km según la versión; en 2008 uno de ellos interceptó un satélite blanco a 247 kilómetros de altura. La interceptación se realiza por impacto directo y la cabeza del misil incluye un buscador semiactivo de radar y otro infrarrojo; el sistema puede atacar misiles en fase intermedia y terminal de vuelo (también en fase de ascenso según algunas fuentes). Dada la cobertura de cada radar bastan dos buques para cubrir cualquier ataque de Corea del Norte a Japón; es probable que la península coreana esté asimismo a cubierto.

Misiles como el Rodong-1 tienen sin embargo la capacidad de usar perfiles de vuelo que dificultan la interceptación en las fases intermedia y terminal, lo que volvería a dejar en situación vulnerable a la península de Corea y sus bases estadounidenses. Es para cubrir esta eventualidad para lo que el anterior gobierno surcoreano negoció con Estados Unidos la instalación del tercer componente del escudo antimisiles: una batería de largo alcance THAAD como la que este país tiene desplegada en su base de Guam. Bastan dos buques para cubrir cualquier ataque de Corea del Norte a Japón. Es probable que la península coreana esté asimismo a cubierto. El sistema THAAD del ejército estadounidense puede cubrir hasta 200 kilómetros de radio y una altura de 150 km en un ángulo de 120 grados desde su punto de despliegue, y es capaz de atacar misiles balísticos de corto y medio alcance. 

Tiene un buscador de infrarrojos y gran capacidad de maniobra, y destruye las ojivas enemigas por impacto directo. El radar que utiliza emplea la banda X y es el de mayor tamaño de este tipo que se puede transportar por aire; una batería consta de 9 lanzadores con 8 misiles cada uno (64 misiles en total) con dos centros móviles de operaciones tácticas y un radar, todo ello alimentado por generadores. En julio de 2016 se firmó un acuerdo entre el gobierno surcoreano y el estadounidense para instalar una batería reducida THAAD con 6 lanzadores (48 misiles) en la provincia de Seongju, en el centro de la península coreana y fuera del alcance de la artillería norcoreana. Esto provocó intensas protestas de los vecinos del área, que temían los posibles efectos insalubres del radar de banda X; como consecuencia ambos gobiernos anunciaron en junio que el despliegue se realizaría en otra región más al sur.
Presión de China y Rusia
Pero la batería todavía no se ha instalado, debido a los problemas políticos que genera: la caída del gobierno surcoreano y la postura anti-THAAD de algunos de los candidatos a la presidencia del país han dejado en suspenso por el momento la instalación de los equipos. Además China y en menor medida Rusia están ejerciendo fortísima presión diplomática y política en contra que aún no se sabe si conseguirá revertir el acuerdo.
En efecto, ambos países consideran que el despliegue del THAAD en Corea del Sur permitirá a Estados Unidos controlar no sólo los misiles norcoreanos, sino también los chinos y rusos. Especialmente China, que tiene una política de ‘no primer uso’ de armas nucleares pero cuida celosamente su capacidad de represalia si es atacada y teme que este sistema antimisiles pueda poner en peligro su poder de respuesta. Y las medidas que está tomando no son únicamente políticas y diplomáticas, sino también militares: el despliegue de sus nuevos misiles ICBM móviles Dongfeng-41 en una provincia del norte se considera una amenaza directa a Estados Unidos.

Se desconoce el aspecto del DF-41 chino. En la imagen, un ejemplar de su predecesor, el DF-31.
Se desconoce el aspecto del DF-41 chino. En la imagen, un ejemplar de su predecesor, el DF-31.

Los DF-41 pueden llevar entre 10 y 12 ojivas independientes MIRV por lo que un par de ellos podrían saturar una batería THAAD o el sistema GBMD que defiende el hemisferio occidental, y tienen un alcance más que suficiente para cubrir todo el territorio estadounidense desde su actual posición. Colocándolos en ese lugar envían un mensaje claro de desagrado al gobierno de Trump. Corea del Norte, por su parte, tampoco se queda atrás: además de estridente propaganda el país está desarrollando sus medidas de contraataque para inactivar el posible despliegue antimisil. Su principal baza es la creación de un submarino de misiles balísticos mediante la instalación de dos o tres tubos lanzamisiles en un nuevo (aunque poco avanzado) submarino clase Sinpo y el desarrollo de un misil SLBM conocido como KN-11 Polaris o Pukkuksong-1 que podría tener un alcance de hasta 2.000 km y ser del tipo de combustible sólido.
El misil y el submarino han sido probados varias veces con diverso éxito: el sistema de lanzamiento ‘en frío’ parece haber funcionado, pero en casi todas las pruebas el misil se ha estrellado a los pocos kilómetros y en algunas de ellas la plataforma de lanzamiento resultó dañada. El principal interés de un SLBM para Corea del Norte es disponer de la capacidad de disparar un misil desde fuera de la cobertura del radar del THAAD para sorprender a los defensores o para garantizar una capacidad de represalia ante un ataque de decapitación. Esta inestable carrera tecnológica y militar tiene en la península coreana consecuencias que se proyectan mucho más allá, y nuevos desarrollos podrían provocar consecuencias en la política global. Como si el mundo necesitara aún más inseguridad. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

Tambalea jefe de la fábrica de aviones y el futuro del Pampa.




EL GOBIERNO LE PIDE RESULTADOS A LA ADMINISTRACIÓN EN TRES MESES – La empresa no tiene actividad. Sólo hay movimiento en el área de modernización de los Hércules para la que se firmó un contrato con EE.UU. Contratos para el Pampa, casi paralizados desde hace años. Células dormidas. Un contrato para fabricar 40 aviones Pampa para la Fuerza Aérea es el único proyecto que está en carpeta desde hace años. El resto de la actividad es sólo mantenimiento y modernización de los Hércules. Con un año de gestión a cuestas, Ércole Felippa, presidente de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) está en la puerta de salida. 

La Jefatura de Gabinete había dado plazo hasta marzo para que la fábrica muestre resultados concretos. El ultimátum ocurrió sobre fin de 2016 (14 de diciembre), durante un encuentro en la Casa Rosada, convocado por Mauricio Macri, para conocer la situación de FAdeA y su proyección para 2017. La empresa, en la línea de fabricación, está parada. Sólo se ve actividad a ritmo en la sección del Programa de Modernización y Remoción de Obsolescencias del Sistema Hércules C-130. Un contrato por u$Ss75 millones para renovar 5 Hércules; uno ya está operativo, pagado en su totalidad al contratista estadounidense L3 Aerospace System por el Gobierno anterior. También con cuentagotas se asignan horas hombre al mantenimiento de otras aeronaves de la Fuerza Aérea porque la jefatura de Gabinete no dio luz verde a los contratos entre FAdeA y la institución militar.
Histórico
Tres meses de plazo para “tener resultados” es un lapso utópico si se tiene en cuenta que en un año (2016) no salió ningún avión terminado. El Pampa es el único producto por el que existe un contrato histórico de 40 máquinas a proveer a la Fuerza Aérea Argentina. Languidecen allí 18 células (estructuras o “avión verde” en la jerga interna) de Pampa semiterminados en distintos estadios de integración. FAdeA es una sociedad anónima de capital estatal creada en diciembre de 2009, luego de que Cristina Kirchner dispuso que el Estado Nacional adquiriera el paquete accionario (Defensa 99 % y Fabricaciones Militares el 1% restante) de Lockheed Martin Aircraft Argentina S.A., hasta ese momento titular de la concesión.
En diciembre de 2013 se firmó el contrato entre el Ministerio de Defensa (el cliente y actual acreedor) y FAdeA, por los 40 Pampa, el primer aparato se pondría en vuelo en 2014. A la fecha sólo hay dos prototipos armados. Uno voló con éxito el 29 de marzo del año pasado. Hay interrogantes sobre la continuidad del contrato. El Gobierno sólo autorizó la fabricación de ocho máquinas de la versión o serie II y tres del modelo más avanzado, el Pampa III. El emplazamiento a Ércole, presidente de Manfrey Cooperativa de Tamberos de Comercialización e Industrialización Ltda y su equipo, sonaría más a una invitación a seguir el camino de Alfonso Prat Gay y Carlos Melconian. Con el balance de la empresa, sin crispaciones ni tonos altisonantes, la gestión de Gustavo Lopetegui y Leandro Cuccioli puso en jaque mate al management de Ércole. “Sólo con la mejor leche” podría decirse, tal cual el slogan comercial de la firma láctea Manfrey.
Caramelos
Hubo señales de advertencia previa con otras frases memorables, una del propio Macri, “la empresa tiene que vender aunque sean caramelos pero vendé”. 
En cuanto a la planta de personal de FAdeA que creció sin control durante el período del extitular Raúl Argañaraz el propósito es reducirla a niveles previos a esa era. Dos días antes del ultimátum, Macri aumentó por decreto Nº 1244/16 el gasto público. A FAdeA se la benefició con la condonación de la deuda pública “por hasta $2.000 millones”, un simple asiento contable para sacarla del patrimonio neto negativo. No se giró un solo dólar para atender acreencias millonarias de proveedores de insumos y contratistas locales. La Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CARAE), agrupa más de 100 PyMes especializadas, muchas de ellas contratistas de la planta cordobesa, convocó a asamblea extraordinaria para el 16 de febrero. El temario; la política industrial, destino de FAdeA y los proyectos de la unidad de fabricación, entre ellos, el meneado IA-63 Pampa en sus dos versiones el básico II y el avanzado III y la continuidad del entrenador elemental IA-100 desarrollado íntegramente por FAdeA que ocupa entre 15 y 20 pyme.

Las voces empresariales claman por una ley de offset, una herramienta de complemento indispensable en la política industrial. Los acuerdos offset son compensaciones (comerciales, industriales o tecnológicas) que exige el Estado a quien vende un bien (aviones) se calcula en porcentaje sobre el monto del contrato. Puede darse como transferencia de tecnología, herramental, contrataciones a las firmas locales, cursos de instrucción y capacitación, entre otros. Julio Cobos es autor del único proyecto de ley de offset que se presentará con el reinico d la actividad legislativa. Citan el ejemplo de la brasileña Embraer, el crecimiento hasta alcanzar el rol global, se dio en parte por los convenios offset que arrancaron con los desarrollos iniciales del Bandeirante, el Xavante (versión del italiano MB-326 Aermacchi) el Tucano y continúa hasta hoy con offsets en el transporte KC-390 y el novísmo caza de última generación Gripen, acotaron las fuentes empresariales. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

¿Qué ocurriría tras un ataque preventivo de EE.UU. contra Corea del Norte?

Igual que su predecesor, Donald Trump ha asumido el cargo presidencial en Estados Unidos enfrentándose, entre otros problemas globales, al programa nuclear norcoreano y su Gobierno, reacio a una solución definitiva para este asunto, señala el analista internacional Daniel DePetris. En su artículo para la revista ‘The National Interest‘, el experto contempla escenarios posibles del desarrollo del asunto norcoreano y cree que las opciones típicas que están sobre la mesa son endurecer las sanciones económicas que afecten a las fuentes de ingresos de Piongyang, imponer un diálogo sin condiciones al liderazgo norcoreano e introducir sanciones contra las entidades chinas implicadas en los negocios de Corea del Norte. 

Ataque preventivo DePetris no excluye como el escenario más extremo un ataque aéreo preventivo de EE.UU. contra las instalaciones nucleares del país comunista. Citando un estudio de la empresa StratFor, especializada en servicios de inteligencia y espionaje, DePetris considera que la reacción más probable de Piongyang a dicho ataque sería bombardear duramente a Corea del Sur, aliado de Washington que cuenta con bases militares estadounidenses. Aunque “un 25% de los proyectiles y cohetes de Corea del Norte fallan a la hora de ser disparados”, según StratFor, no caben dudas de que incluso una salva coordinada contra el Sur infligiría inmensos daños a la infraestructura surcoreana y causaría miles de muertes. Sin embargo, la represalia posterior de EE.UU. y el Sur sería aún más fuerte que el bombardeo efectuado por Pionyang, y los sistemas lanzacohetes múltiples que el Norte lleva décadas modernizando, serían eliminados en un corto plazo. 

Y en lo que se refiere al arsenal norcoreano de misiles balísticos, aunque puede impactar cualquier parte del Sur, cada misil lanzado sería uno menos que Piongyang podría usar con fines de disuasión, un problema que se complicaría a medida que continúe el enfrentamiento militar. “Sin ninguna duda, nadie podría predecir la conducta de Piongyang en caso de hostilidades. Ante la amenaza a su régimen, nada garantizaría que Kim Jong-un actúe racionalmente”, opinó el analista. Al mismo tiempo, de lanzarse el ataque preventivo contra el Norte, Seúl y, probablemente, Japón sufrirían una increíble destrucción física y complicaría las relaciones de EE.UU. con sus aliados. “¿Cuánto tiempo le tomará al Sur reconstruir su poder económico? Esa ya es una historia diferente”, concluyó. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

Un misterioso avión espacial militar de EE.UU. lleva 600 días en órbita.





El avión espacial X-37B de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ha pasado 600 días en órbita terrestre en su actual misión y se acerca al récord de permanencia de este programa. La misión OTV 4 (Orbital Test Vehicle) de este avión robotizado despegó en lo alto de un cohete Atlas V desde Cabo Cañaveral el 20 de mayo de 2015. Actualmente, está a dos meses de batir el récord establecido por la OTV 3, que concluyó en octubre de 2014 tras 675 días en el espacio. Como la mayor parte del programa y sus misiones son secretas, se desconoce tanto el tiempo que resta de misión a OTV4 como lo que está haciendo mientras circunda la Tierra. La primera misión del programa tuvo lugar en 2010, informa Space.com. Hasta la fecha, sólo dos vehículos X-37B reutilizables han sido confirmados en la flota de aviones espaciales. La misión actual de OTV-4 es el segundo vuelo del segundo vehículo X-37B construido para la Fuerza Aérea por Boeing.

El avión espacial militar parece una versión en miniatura del ya retirado transbordador espacial de la NASA. El X-37B tiene sólo 8,8 metros de largo y 2,9 de altura, y tiene una envergadura de casi 4,6 metros. En comparación, los transbordadores espaciales tenían 37 metros de largo, y una envergadura de 24 metros. El X-37B tiene un compartimiento de la carga útil del tamaño de una furgoneta de reparto que se puede equipar con un brazo robótico. Tiene un peso de lanzamiento de 4.990 kilos y es alimentado en órbita por células solares de arseniuro de galio con baterías de iones de litio. De sus misiones se sabe que se están probando nuevas tecnologías de propulsión y de reutilización de materiales llevados al espacio. (Jesús.R.G.)


Fuente: http://www.abc.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Descubre el poder de la única Finlandia de dos cañones del sistema de mortero autopropulsado.

Khám phá sức mạnh hệ thống cối tự hành hai nòng độc đáo của Phần Lan


El sistemas de artillería autopropulsadas AMOS avanzado es la investigación y el desarrollo desde 1996 con la cooperación entre las dos compañías Patria y Hagglunds. AMOS radica en que está equipado con una torreta montada con un doble cañón de 120 mm. Gracias al sistema de carga completamente automático, la velocidad de fuego del AMOS se mantene hasta 26 de reproducción / min. Además, el sistema también tiene la función de MRSI (múltiples rondas Simulteaneous de impacto), lo que significa que el AMOS va a cambiar el ángulo del cañón al disparar, haciendo que todas las balas vuelen al objetivo casi simultáneamente. 

Khám phá sức mạnh hệ thống cối tự hành hai nòng độc đáo của Phần Lan - Ảnh 1.

En el modo ERM, el AMOS puede disparar 16 rondas consecutivas. En el modo de disparo y ejecutar (hit and run), el AMOS puede disparar 14 cartuchos y moverse antes de que los primeros proyectiles den en el blanco, por lo que contrarrestar al ataque llega a ser extremadamente difícil. No es exagerado decir que el mortero autopropulsado de Finlandia con el sistema AMOS es el más avanzado del mundo en este momento. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://soha.vn/

Traducción y edición de la noticia original: Jesús Ríos  
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

Brasil condiciona la relación bilateral con la Argentina a la compra del Super Tucano.


En las últimas semanas, el gobierno argentino ha sido condicionado por el gobierno brasileño para avanzar en otras cuestiones bilaterales a partir de la incorporación del A-29 Super Tucano. El sentimiento común de ambas delegaciones es de malestar. 

Malestar brasileño en la elección de parte del principal socio estratégico por un producto de los Estados Unidos y malestar argentino en la agresividad del condicionamiento brasileño, que si bien no se ha tenido avances ni asignaciones presupuestarias reales, la Argentina se mantiene en la decisión de incorporar al T-6C Texan II en reemplazo de sus EMB-312 Tucano en el rol de entrenamiento como para funciones de policía aérea en el norte del país. Si bien no han trascendido las condiciones específicas, Brasil ofrece Super Tucano de nueva manufactura así como aparatos existentes de la plantilla de la Fuerza Aérea Brasileña. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Probado con éxito el primer vuelo del E-2D Advanced Hawkeye con capacidad de reabastecimiento.


Northrop Grumman junto con la Marina de los Estados Unidos ha llevado a cabo exitosamente la revisión del diseño crítico (CDR) para el sistema del E-2D Advanced Hawkeye. La aprobación de este diseño y el reconocimiento de que el programa está listo para la transición a la fase de construcción, confirma el notable esfuerzo realizado por los ingenieros para acometer esta necesaria capacidad. Con un contrato de ingeniería, fabricación, y desarrollo (EMD) de 227 millones de dólares, Northrop Grumman ha diseñado varias actualizaciones en el subsistema que le permiten adecuar la capacidad de reabastecimiento en vuelo a este avión.

La labor principal del E-2D es la de alerta temprana de misiles mediante un radar activo de barrido electrónico 360 grados (AESA) Lockheed Martin AN/APY-9 con un alcance de 480 km a la redonda operada por tres oficiales de radar ayudando con ello a extender las capacidades militares de los buques de la Armada. Esta importante mejora proporciona al avión una autonomía todo tiempo de hasta 12 horas de vuelo una vez repostado duplicando la capacidad de permanencia en el aire de las versiones E-2B y E-2C.


Estas mejoras incluyen también una completa tecnología aérea que engloba, un nuevo radar de escaneo mecánico y electrónico, la consola de radio, el ordenador de misión, el sistema de dirección de vuelo, motores mejorados, sistema identificador amigo-enemigo IFF, sondas y tuberías asociadas y asientos de larga duración que mejora el campo de visión en la cabina reduciendo la fatiga de los operadores durante misiones de larga duración. 
Además, el E-2D entre sus múltiples capacidades incluye un novedoso sistema por el cual uno de los pilotos pueda actuar en momentos determinados como un 4º Operador Táctico con acceso a toda la gama de funciones de misión disponibles en el equipo CIC. El programa de reabastecimiento en vuelo modificará tres aviones para las pruebas previstas hasta 2018. Los planes de reducción de producción y de reacondicionamiento están programados para comenzar en 2018. Las aeronaves E-2D ya en servicio, serán equipadas con la capacidad de reabastecimiento aéreo. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                             

Colosal rebaja: EE.UU. compra 90 cazas F-35 de última generación con descuento.

El Gobierno de EE.UU. cerró un contrato con la multinacional aeroespacial y militar Lockheed Martin para la compra de 90 aviones F-35 con una considerable rebaja luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, criticara los elevados costos del programa. Según informó Bloomberg, las aeronaves serán adquiridas por un valor de 8.500 millones de dólares, una cantidad que en comparación con el anterior contrato firmado supone un ahorro aproximado del 8%, es decir, cerca de 728 millones de dólares. Según Lockheed Martin, la oferta obedece a que el Departamento de Defensa decidió adquirir una mayor cantidad de unidades. 

Al respecto Sean Spicer, secretario de prensa de la Casa blanca, aseguró que se trata de "otra gran victoria que el presidente les ha otorgado a los contribuyentes de EE.UU." El pasado mes de diciembre Trump había asegurado que el programa F-35 "estaba fuera de control" y que miles de millones de dólares podían ser ahorrados en gastos militares y de otro tipo. Por su parte, la multinacional, que en ese entonces había sufrido una importante caída de sus acciones en la bolsa, afirmó esta semana que la participación en persona del mandatario estadounidense "aceleró las negociaciones y enfocó la atención del pacto en la reducción de precios". (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...