Contador de visitas

domingo, 23 de febrero de 2014

Estados Unidos habría permitido fuga de Hitler a Sudamérica.


Hitler no se suicidó una vez que la guerra ya estaba perdida, sino que escapó a Argentina y visitó varios países de Sudamérica con distintas identidades falsas, entre ellas la de Kurt Bruno Kirchner que utilizó durante su estadía en Paraguay, según un libro del periodista argentino Abel Basti. "Tras los pasos de Hitler" es la investigación definitiva sobre el exilio postmortem del líder nazi en Argentina y otros países de la región, que Basti publicó en la editorial Planeta y que resume 20 años de arduo trabajo. El Führer, quien según la historia oficial se quitó la vida con un disparo en la sien, en realidad huyó de una Berlín asediada por el Ejército Rojo y arribó, en submarino, a la patagonia argentina donde vivió en un campo próximo a la ciudad de Bariloche bajo el nombre de Adolf Schütelmayor, afirma el escritor en su último libro.


Basti, que escuchó por primera vez en 1994 que Hitler había llegado a Argentina semanas después de que finalizara la Segunda Guerra Mundial, contó a Efe que al principio no lo creyó "porque tenía en la cabeza la verdad oficial". "Pero en la medida que me movía en círculos alemanes del sur, y otras partes del país, comencé a ver esa posibilidad. Y la terminé creyendo cuando empecé a entrevistar a testigos que habían estado con Hitler en Argentina", relató el autor. El periodista, radicado en Bariloche, asegura en su libro que Hitler no vivió enclaustrado sino que se trasladaba con total libertad no solo por el territorio argentino, sino también por países como Brasil, Colombia y Paraguay.


ACUERDO ENTRE NAZIS Y NORTEAMERICANOS

La fuga del jerarca alemán "no hubiera sido posible sin un acuerdo militar entre los nazis y los norteamericanos, que consistía en la salida (de Alemania) de hombres, divisas y tecnología militar para reutilizar todo esto contra el comunismo, a cambio de inmunidad para los nazis y el reciclaje de estos en la estrategia bélica norteamericana", explicó Basti.



Según el escritor, las principales agencias de inteligencia del mundo, como la CIA estadounidense y el MI6 británico, contaban con informes y fotografías que confirmaban la presencia de Hitler en Sudamérica después de 1945. Basti afirmó que "lo que hacían los servicios secretos era reportar su presencia, pero no actuar para una detención" y que "es obvio" que, si hubiesen querido, podrían haber capturado al líder nazi ya que "así lo demuestran los documentos".


NUMEROSOS TESTIMONIOS

Durante los dos primeros mandatos del ex presidente argentino Juan Domingo Perón (1946-1955), Hitler vivió en la hacienda San Ramón, a unos 15 kilómetros de Bariloche, a la que llegó en tren desde la costa patagónica. Numerosos son los testimonios citados en el libro que corroboran la presencia del Führer en la región, al asegurar haber estado junto a él o tener un familiar que tenía una relación cercana con el presidente del Tercer Reich.


Tales son los casos de Eloísa Luján, quien era una de las catadoras de la comida que se le servía al nazi para asegurar que esta no estaba envenenada, y de Ángela Soriani, la sobrina de la cocinera de Hitler, Carmen Torrentegui, en el tiempo que éste pasó en la finca sureña. La presencia del líder alemán en aquel rincón de la Patagonia era un secreto a voces, "no era que todos sabían que estaba Hitler en esa hacienda pero los que sí lo sabían, por alguna circunstancia como ser empleados de la hacienda, minimizaron el tema respecto a la importancia del personaje", comentó Basti. "Para la gente de campo la guerra prácticamente no existía, no había radio, los diarios llegaban una vez por mes y no cualquiera los leía. Así que sabían que había una guerra pero no tenían la dimensión del conflicto ni tampoco de los personajes en particular", agregó.


KURT BRUNO KIRCHNER

Cuando Perón es derrocado en la llamada Revolución Libertadora (1955), el autor sostiene que muchos nazis se van de Argentina hacia países vecinos, principalmente a Paraguay, y también, aunque hay testigos que aseguran haber estado con Hitler después de esa fecha, el mismo Hitler tuvo que migrar al país guaraní, con el seudónimo de Kurt Bruno Kirchner.



En "Tras los pasos de Hitler", se cita un testimonio de un ex militar brasileño hijo de un alto cargo nazi, quien asegura que el Führer falleció el 5 de febrero de 1971 y está sepultado en una cripta en un antiguo búnker subterráneo nazi en Paraguay, donde en la actualidad se levanta un "moderno y exclusivo hotel". Basti escribe que la primera semana de cada febrero, el establecimiento hotelero cierra sus puertas para que un grupo exclusivo de nazis pueda honrar a su líder, "el hombre que les cambió la vida, a ellos y a todo el mundo, para siempre".

Fuente: http://defensamilitar.blogspot.com.es/

Nota del editor: os dejo algunos documentales que tengo en mi colección de videos de la 2 guerra mundial de la vida y muerte de hitler, dan mucho que desear y que pensar. A mi me gusta mucho el primer video, espero que os gusten los videos, pero que a la ves no os gusten, no se si comprendeis la ironía de la frase.

- El craneo de hitler: http://www.mitele.es/
- Los Ultimos Dias de Adolf Hitler: http://www.youtube.com/
- El Escape de Hitler: http://www.youtube.com/
- Hitler: La Historia del Führer contada por él mismo: http://www.youtube.com/

 
Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook      

Muere un soldado español en el Líbano en accidente de tráfico.



El soldado Abel García Zambrano, de 25 años, soltero y de la localidad extremeña de Zafra, miembro del Regimiento de Infantería Saboya 6 de la Brigada Mecanizada XI, ha fallecido al volcar el vehículo 'lince' que conducía por una carretera del sureste de Líbano, según ha informado el Ministerio de Defensa. Ejercía de conductor de una sección integrada formada por 42 salvadoreños que operan con vehículos españoles. En el accidente de tráfico, ocurrido a las 02.45 horas (peninsular) ha fallecido también un militar de El Salvador y otros tres, también salvadoreños, han resultado heridos de diversa consideración. Estos ya han sido llevados al Hospital de Beirut, a unos 100 kilómetros de distancia del lugar del accidente. La Guardia Civil investiga los hechos. Se han iniciado las labores de repatriación del cadáver del soldado español desde Líbano, donde estaba destacado desde mediados de noviembre, con el envío de un avión militar de las fuerzas españolas al país.

 Abel García Zambrano

La capilla ardiente se ha instalado en el hangar del helipuerto de la base Miguel de Cervantes de Marjayoun, donde esta tarde se celebrará el funeral en honor del militar español fallecido en acto de servicio. El soldado García Zambrano conducía el vehículo que se dirigía a relevar a una patrulla nocturna en un 'checkpoint' (punto de control) junto a la localidad de Gadjar, en el sur de Líbano, justo en la frontera con Israel. La ruta SDI es uno de los puntos más peligrosos del país al tratarse de un tramo de carretera sin arcén y muy elevado. El vehículo cayó por un lateral dando numerosas vueltas de campana. El soldado fallecido hacía esta tarea que es una de las que realizan a diario los militares que componen la misión Libre Hidalgo XX, que tiene su centro de operaciones en la base de Miguel de Cervantes de Marjayoun, la más grande del Ejército español en el extranjero. Tras el siniestro, una ambulancia en BMR salió desde la base Cervantes y dos helicópteros desde Naquora, donde está el cuartel general de Naciones Unidas en Líbano. Intentaron reanimar a los dos más graves pero no fue posible.

Fuente: http://loquetengaqueser.blogspot.com.es/


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook     

La Armada estudia aumentar la plantilla del 'Juan Carlos I'.




La Armada está estudiando incrementar la plantilla del portaaviones 'Juan Carlos I', su nuevo buque insignia tras la reciente baja del 'Príncipe de Asturias' y el mayor barco de guerra construido en España, que actualmente emplea a un total de 291 efectivos. Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Armada, que sin embargo no han especificado qué número de militares está barajando la Dirección de Personal, en el Cuartel General en Madrid, al tratarse de un documento interno que no se puede difundir. No obstante, fuentes militares consultadas por Europa Press han señalado que la propia unidad que opera el portaaviones ha sugerido un incremento de la plantilla de los 291 efectivos actuales hasta aproximadamente 350, vistas las necesidades que se le han planteado a la hora de operar el buque.


Las propuestas de modificación de la plantilla en las unidades de la Armada pueden tener distintos orígenes, entre ellos el Cuartel General, pero también la propia unidad, la cual, por su experiencia, puede plantear la necesidad de aumentar o disminuir el número de efectivos mediante la presentación de una moción ante la Dirección de Personal. También los motivos por los que se solicita un cambio en la plantilla de una unidad pueden ser variados: el cometido del buque en cuestión puede variar, en función de las necesidades operativas, y por ello puede hacerse necesario modificar el número de efectivos a bordo; también la experiencia de la unidad puede hacer sugerir a ésta ante el Cuartel General un cambio, ya sea incremento o disminución; además, puede haber variaciones en la disponibilidad de los efectivos de la Armada, también por las necesidades operativas del momento.


BARCO CON CUATRO PERFILES DE MISIÓN

El 'Juan Carlos I' es un buque de proyección estratégica con 231 metros de eslora y una autonomía de 9.000 millas a 15 nudos. Sobre todo destaca por su polivalencia, ya que se ha diseñado con cuatro perfiles de misión: como buque anfibio, para transportar fuerzas a cualquier escenario de operaciones, como plataforma eventual para la aviación embarcada, y para operaciones no bélicas (misiones humanitarias, buque-hospital, evacuación, etc). Aunque el buque ha sido construido en el astillero de Navantia en Ferrol, su estacionamiento es la Base Naval de Rota (Cádiz). Desde que el portaaviones 'Príncipe de Asturias' fue dado de baja el pasado 13 de diciembre, tras 25 años de servicio, el 'Juan Carlos I' es ahora el buque insignia.


MÁS FÁCIL DE OPERAR

La Armada se vio obligada a dar de baja el 'Príncipe de Asturias' porque, tras 25 años de servicio, requería una renovación urgente cuyo coste podía ascender hasta los 150 millones de euros. Dado que este tipo de buques no suelen tener una vida superior a los 30 años, la operación resultaba demasiado costosa como para mantener activo el barco sólo unos años más. Además, este portaaviones no era fácil de operar. Esta es una de las principales diferencias con el 'Juan Carlos I', un barco mucho más asequible en su operatividad, según las fuentes militares consultadas. Ya sólo la dotación dice mucho de cada barco: mientras que el 'Príncipe de Asturias' empleaba a casi 600 efectivos, su sucesor no llega a los 300 hoy en día.

Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...