Contador de visitas

domingo, 4 de agosto de 2013

EE.UU. calcula qué armamento necesita para debilitar a las Fuerzas Aéreas de Siria.


Mientras la Casa Blanca y el Congreso no se ponen de acuerdo sobre si atacar o no a Siria, un analista militar estadounidense, Christopher Harmer, ya ha calculado que armamento necesita para debilitar a las Fuerzas Aéreas de Siria. Analista del Instituto para el Estudio de la Guerra con sede en Washington, Harmer ha evaluado que para debilitar a la Fuerza Aérea siria harían falta 3 buques y 24 cazas y que para destruir las 6 bases que usa la Fuerza Aérea siria (FAS) se requieren 12 unidades de armas de precisión: cuatro misiles de crucero Tomahawk, cuatro misiles de crucero JASSM tipo 'aire-tierra' y cuatro bombas JSOW (Arma de Lanzamiento a Distancia Conjunta). 

En total, sostiene el analista, para lanzar el primer ataque se requerirían 72 municiones de alta precisión de entre 220 y 450 kilos, lo que conllevaría un coste de unos 45 millones de dólares. El propósito del segundo ataque serían los aviones de la FAS —el analista contó 109 metas en seis principales bases—, para el cual se requerirían 109 Tomahawks (otras 71 millones de dólares). "Los posteriores ataques que se pueden realizar cada siete o diez días, de menor potencia, harán imposible restablecer las bases aéreas, y la FAS sencillamente dejará de existir", dijo Harmer, subrayando que toda la operación puede llevarse a cabo sin invadir el espacio aéreo sirio, o sea desde Turquía, Jordania, Arabia Saudita o Israel. El máximo jefe militar de EE.UU., Martin Dempsey, dijo a finales de julio que el Pentágono proporcionó a la Administración Obama distintas posibilidades sobre cómo podría usar Washington la fuerza militar en Siria, pero que la presidencia no había tomado una decisión al respecto. El comandante militar de EE.UU. prefirió no entrar en detalles, aunque los miembros del Comité del Senado sobre Fuerzas Armadas insistieron en aclarar la estrategia final del conflicto en Siria. 

En junio la Administración Obama acusó al presidente sirio, Bashar al Assad, de haber utilizado armas químicas. El presidente estadounidense afirmó que el Gobierno sirio cruzó la línea roja y que en este sentido entra dentro de lo posible una intervención estadounidense. Las opciones militares que EE.UU. baraja varían desde ataques puntuales contra la infraestructura relacionada con armas químicas, pasando por el envío de una mayor cantidad de armas a los rebeldes y la creación de zonas de exclusión aérea, hasta emplazar incluso unos 20.000 efectivos en Jordania, desde donde podría efectuar una invasión terrestre. El embajador de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, informó que, tras analizar las huellas de las sustancias empleadas, los peritos rusos llegaron a la conclusión de que fueron los rebeldes sirios y no el Ejército quienes usaron armas químicas el pasado mes de marzo. En esta misma línea se expresó el canciller ruso, Serguéi Lavrov, que reiteró que, a diferencia de lo que hace Occidente, Rusia no oculta pruebas del uso de armas químicas en Siria. 

El Pentágono recorta por alto: propone no comprar los aviones de combate F-35.


A fin de reducir el gasto militar en EE.UU., el Ministerio de Defensa podría renunciar a la futura adquisición de los aviones de combate F-35, la parte más costosa del programa militar, que asciende a 391.200 millones de dólares, informa Bloomberg. De acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg, que cita a una fuente militar de EE.UU., la posibilidad de no comprar los F-35 fue revisada el 31 de julio en una reunión del Ministerio de Defensa dedicada a la disminución del gasto del presupuesto militar. Se desconocen los detalles de las soluciones militares. 

El F-35 es el sistema de armas más caro del Pentágono. El costo estimado para comprar una flota de 2.443 aviones F-35 es de 391.200 millones de dólares, lo que representa un 68% más del coste estimado en 2001. Su encarecimiento y distintos problemas en la construcción del avión, que todavía está siendo desarrollado, han suscitado críticas en el Congreso. Antes del 1 de octubre, cuando en Estados Unidos se inaugure el nuevo año fiscal, los militares deben decidir exactamente cuánto se reducirán en los programas de financiación. 

Senadores de EE.UU. reclaman a Obama una acción militar contra Irán.



76 senadores de EE.UU. enviaron una carta al presidente Barack Obama solicitándole que refuerce las sanciones contra Irán y considere la opción militar. La filtración del documento coincide con la investidura del nuevo presidente iraní, Hasán Ruhaní. "Creemos que hasta que no veamos una ralentización significativa de las actividades iraníes nucleares, nuestro país debe endurecer las sanciones y reforzar la credibilidad de la opción del uso de la fuerza militar, paralelamente con explorar plenamente una solución diplomática en nuestra disputa con Irán", dice la carta filtrada este sábado por varios medios estadounidenses. 

Se la enviaron al presidente Obama hace unos días, en vísperas de que la Cámara Baja aprobara un nuevo paquete de sanciones contra las industrias petrolera y minera de Irán. El Senado votará estas sanciones en septiembre, después de volver de las vacaciones de verano. "En el pasado Irán ha usado las negociaciones para ganar tiempo. Actualmente continúa con la instalación intensa de centrifugadoras avanzadas. Esto muy pronto lo pondrá en la posición de poder fabricar armas nucleares. Tenemos que entender muy rápidamente si Teherán está dispuesto finalmente a negociar en serio. Irán debe comprender que el período de la diplomacia está llegando a su fin", puntualiza el documento. En su carta los senadores acentúan, además, que es muy poco probable que la llegada de Ruhaní al poder, a pesar de su reputación de político moderado partidario de la colaboración con Occidente, pueda hacer avanzar las negociaciones.

"En todo caso, es Jamenei [el ayatolá Alí Jamenei, el líder supremo espiritual del país] quien lo decide todo", subrayan. Quienquiera que sea el presidente de Irán es muy poco probable que sea capaz de mejorar las relaciones con EE.UU., comentó a RT el analista político Seyed Mohammed Marandi. "Los iraníes son muy escépticos sobre si los EE.UU. realmente quieren resolver el problema", puntualizó. La ceremonia de investidura de Ruhaní tendrá lugar este domingo. Estarán presentes invitados extranjeros procendentes de más de 50 países, incluidos varios altos funcionarios de Latinoamérica, entre ellos el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello. En un evento previo a la investidura celebrado este sábado en el que el ayatolá Jamenei ratificó a Ruhaní en el cargo, el presidente electo reiteró que sus principales objetivos son "rescatar la economía de Irán y conseguir una interacción positiva con el mundo". Subrayó que hará todo lo posible para acabar con las sanciones impuestas contra el país. 

Video: La capacidad destructiva del nuevo proyectil de EE.UU.


El gigante armamentístico de EE.UU. Raytheon publicó un video en Youtube mostrando la capacidad destructiva de su último modelo de proyectil de artillería, Excalibur M982E1. Según la compañía, el obús de 155mm guiado por GPS es muy preciso, lo que lo hace perfecto para una guerra en un "entorno urbano". Raytheon indica que Excalibur ya se ha disparado más de 600 veces en acción por parte del Ejército de EE.UU. y la Infantería de Marina. 

"Con más de 600 cartuchos disparados en el terreno hasta la fecha, Excalibur es un proyectil de precisión revolucionario para el Ejército de EE.UU. y la Infantería de Marina", dice Raytheon. El video muestra las capacidades del proyectil que acierta en blancos como automóviles, camiones y depósitos de agua, así como en objetivos militares convencionales como helicópteros y cañones de campaña. La corporación industrial Raytheon, uno de los contratistas de defensa militares más grandes de Estados Unidos, demostró en unas pruebas militares en julio cómo una bomba aérea en caída libre puede convertirse durante su vuelo en un proyectil guiado capaz de alcanzar incluso un blanco en movimiento. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...