Contador de visitas

sábado, 29 de junio de 2013

El comercio entre Rusia y Venezuela se cuadruplicó en enero-abril.

Lanza cohetes multiples Grad BM-21
El tanque T-72B1
El complejo misilístico antiaéreo S-125 Pechora 2M
El obús autopropulsado 2S19 MSTA-S 
 El vehículo de combate de infantería BMP-3
 
El intercambio comercial entre Rusia y Venezuela se cuadruplicó en los primeros cuatro meses de este año, comunicó hoy el asesor del presidente ruso para asuntos internacionales, Yuri Ushakov.El comercio bilateral, que rondó 2.000 millones de dólares e pasado año, experimentó en enero-abril de 2013 una subida drástica, del 300%, principalmente gracias los suministros de material militar”, declaró Ushakov. Un alto cargo de la exportadora de armas rusa Rosoboronexport dijo en mayo pasado que este año se cumplirá la mayoría de los 30 contratos firmados con Venezuela en 2005-2009. Recordó que Venezuela ya recibió de Rusia sistemas antiaéreos Antei-2500 (S-300VM), Pechora-2M, Buk e Iglá, tanques T-72M, lanzamisiles múltiples Smerch y Grad, blindados y sistemas de artillería.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llegará el próximo lunes a Rusia en visita de trabajo cuyo programa prevé la asistencia a la cumbre de países exportadores del gas. El martes, Maduro se reunirá con el dirigente ruso, Vladímir Putin. Se supone que la entrevista se centrará en el futuro desarrollo de las relaciones estratégicas entre Rusia y Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez, así como en diversos proyectos en materia de cooperación económica, comercial, cultural y humanitaria. El viceministro ruso de Energía, Anatoli Yanovski, comunicó hoy que Rusia y Venezuela están preparando un anexo a los acuerdos existentes que permitirían a la petrolera estatal rusa Rosneft explotar nuevos yacimientos en territorio venezolano. Actualmente, empresas rusas participan en cinco proyectos de producción petrolera en Venezuela, en particular, en el bloque Junín 6 de la Faja Petrolífera del Orinoco, en el que Rosneft actúa como operadora.

"El programa nuclear de Irán impide que EE.UU. y sus aliados destruyan el país".

Mientras que Occidente asegura que el programa nuclear iraní amenaza a la seguridad de Oriente Medio, esta 'preocupación' tiene como verdadero objetivo involucrar al país en un conflicto armado, opina un analista de 'Independent'. Peter Popham, en su artículo para ese periódico británico asegura que en las condiciones geopolíticas que actualmente vive el mundo, el arsenal nuclear es "el equivalente moderno a las murallas de una ciudad medieval". Por lo tanto, la única manera de evitar que en Irán se repita el escenario de Afganistán, Irak y Libia es "obtener un elemento de disuasión nuclear". 

Es decir, solo la cuestión del programa nuclear iraní "impide que EE.UU. y sus aliados destruyan el país", como ocurriera en el caso de su intervención en Irak, que causó el caos en ese Estado. Popham recordó que cuando terminó la Guerra Fría hace más de 20 años, tras la disolución de la URSS, EE.UU. llegó a ser capaz de alterar a su antojo las reglas mundiales declarando un "nuevo orden mundial" al suprimir el principio de necesidad de 'casus belli' para iniciar una intervención militar. Según Popham, las Guerras de Yugoslavia eran un cierto tipo de "laboratorio" para probar el intervencionismo de ese "nuevo orden mundial". El presidente estadounidense George W. Bush contribuyó aún más a este proceso con su Doctrina de Agresión Positiva, que permitía a EE.UU. luchar contra regímenes extranjeros que representaran una supuesta amenaza para la seguridad del país. Debido a las consecuencias de esta política, indica el periodista, en nuestros días somos testigos de conflictos devastadores en Afganistán, Irak y Libia. 

Popham agrega que "Siria también se está moviendo en la misma dirección, al tiempo que líderes occidentales están tratando de acelerar este proceso". En respuesta a esta dirección que tomó la política estadounidense ya en 1994, Douglas Hurd, el entonces canciller británico, afirmó: "No tenemos un nuevo orden mundial. Tenemos un conjunto tradicional de desórdenes del mundo". "Es inútil pretender que podemos imponer la paz y la justicia en todos los conflictos fuera de nuestras fronteras nacionales", señaló Hurd. Popham considera que estas declaraciones sirven perfectamente para reflejar la situación actual, pero no fueron escuchadas en aquel momento y tampoco serán atendidas ahora. El periodista concluye que algunos líderes occidentales, sobre todo Barack Obama, David Cameron y François Hollande, siguen tomando acciones de acuerdo con sus principios neoimperialistas, y que si el presidente electo iraní, Hasan Rohani, no toma nuevas medidas acerca del programa nuclear, no se puede descartar la posibilidad de una guerra en Irán. 

Rusia entrega a la India la sexta y última fragata del proyecto 11356.

Fragata Trikand
 
Rusia entregó hoy a la India la fragata Trikand, el último de los seis patrulleros del proyecto 11356 contratados por la Armada del país asiático y el tercero construido en el astillero Yantar, en Kaliningrado, informó la corporación Rosoboronexport en un comunicado oficial. En el marco de un acto solemne, en la fragata, puesta en quilla en junio de 2008 y botada en mayo de 2011, fue izada la bandera de la Marina de Guerra india. De este modo, Rosoboronexport, principal exportadora rusa de armamento y material, cumplió el contrato suscrito en 2006 que estipulaba la construcción de otros tres navíos del proyecto 11356 para la India. “Las fragatas del proyecto 11356, que la Armada india incorporó hace diez años, permiten cumplir las misiones más diversas lo que contribuye a aumentar la capacidad combativa de las fuerzas navales”, manifestó el director general de Rosoboronexport, Anatoli Isaikin, al agregar que Rusia está dispuesta a construir otros tres o cuatro navíos del mismo proyecto y con características mejoradas, si la parte india muestra interés.

En 2003-2004, la India recibió de Rusia las tres primeras fragatas proyecto 11356, construidas en los astilleros de San Petersburgo. Las dos primeras fragatas Teg y Tarkash, construidas en Kaliningrado en el marco del contrato por 1.500 millones de dólares firmado en 2006, fueron traspasadas a la India en abril y noviembre de 2012. Las fragatas proyecto 11356 (Krivak III, según la clasificación de la OTAN) son patrulleros polivalentes cuya misión es detectar y destruir submarinos y buques de superficie, así como repeler ataques aéreos. Usan tecnologías furtivas y su armamento incluye misiles de crucero supersónicos antibuque BrahMos, diseñados por ingenieros indios y rusos. Eslora: 125 metros, desplazamiento: 4.000 toneladas, autonomía: 5.000 millas, tripulación: 220 personas.

China podría atacar a Filipinas en respuesta a su "provocación".


Medios estatales chinos advirtieron el sábado a Filipinas de un contraataque si continúa provocando a Beijing en el Mar Meridional de China, uno de los puntos más conflictivos de Asia desde el punto de vista militar, informa Reuters. China ha hecho esta advertencia mientras ministros de ambos países asisten este sábado a una reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) en Brunéi, en la que se espera alcanzar un acuerdo para establecer un código de conducta jurídicamente vinculante para manejar las acciones marítimas en la zona en disputa. La conflictividad de este mar radica en que lo que está en juego son sus potencialmente enormes reservas de petróleo. Asimismo, por el Mar Meridional de China pasan varias rutas de navegación y en él se encuentran varias zonas de pesca. 

China y Filipinas están inmersos en una disputa territorial de décadas de antigüedad sobre el Mar del Sur de China. Las tensiones resurgieron después de que Manila trasladara la semana pasada nuevos soldados y suministros a un arrecife de coral en disputa, lo que provocó que Beijing tachara este gesto de "ocupación ilegal" por parte de Manila. El diario oficial del Partido Comunista chino, 'People's Daily', publicó en un artículo que Filipinas ha cometido "siete pecados" en el Mar del Sur de China. Entre esos pecados destaca la "ocupación ilegal de las islas Spratly", y acusó a Manila de "internacionalizar" el conflicto, al tiempo que aseguró que Filipinas ha pedido el patrocinio de EE.UU., mientras la ASEAN "se ha convertido en su cómplice". Por su parte, Manila acusa a China también de establecer una "ocupación de facto" sobre varias islas del citado mar. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...